Mi granito de arena sobre la recién finalizada VI Ronda de Conversaciones Cuba-UE.

Estimados lectores,

Este tema me parece súper interesante, debido a que por años y si mi memoria no me falla, desde 2008 estamos negociando un acuerdo marco para las relaciones con los 28 integrantes de la UE. Todos diversos no sólo en pensamiento, sino también en cultura.

La continuidad de las rondas refleja la decisión de ambas partes de fomentar un clima de respeto y cooperación para el desarrollo de los vínculos actuales y futuros.

Este proceso que todavía no finaliza, tiene entre sus objetivos dotar a las relaciones bilaterales de un marco contractual, en otras palabras significa “el reconocimiento por parte de los Estados miembros de la Unión, de la necesidad de actualizar su política hacia nuestro país”.

No hay dudas de que con la decisión adoptada el 10 de febrero de 2014 por el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE de iniciar este camino, quedaron atrás más de 15 años de política unilateral, envejecida y fracasada

Las negociaciones han estado marcadas por el pleno respeto a los principios del derecho internacional y en correspondencia con las bases concertadas en el 2008 para el reinicio de la cooperación y el diálogo político entre Cuba y la Unión, de carácter incondicional, recíproco y no discriminatorio.

La isla tiene relaciones diplomáticas con los 28 miembros de la UE y firma memorandos para el establecimiento de consultas políticas inter cancillerías con la mayoría. Igualmente es mayoritario el número de países con los que mantiene cooperación bilateral.

Si recordamos, en el año 1996, el entonces Presidente de España, José María Aznar impulsa y propone el establecimiento de la Posición Común condicionando muchos aspectos en los que mostramos nuestro desacuerdo, como por ejemplo, el tratamiento a los DDHH y a la libertad de expresión, según sus consideraciones, entre otros aspectos.

De ahí que hoy, el avance significativo en las negociaciones se realicen en un marco de respeto a los Estados. No existen puntos de desacuerdos, sino diferencias de enfoque.

Desde el momento en punto en que ambas partes establecen comercio y cooperación, la política unilateral de la UE se puede calificar como obsoleta y fracasada. No se trata de imponer mo­delos o discursos sino de establecer un marco que ayude a la consolidación de nuestros intercambios multilaterales.

La intención de las Partes es avanzar para concluir el proceso a la mayor brevedad posible. La VII Ronda de negociación está prevista para los primeros meses del 2016 en La Habana.

Espero sus comentarios, La Habanera.

Esta entrada fue publicada en América Latina, Bélgica, Cuba, EEUU, Europa, Francia, Política, Sociedad, Subversión, Unión Europea y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s