Ciudad francesa en Cuba por decisión española.

En la historia de la geografía universal, las ciudades coloniales fueron siempre fundadas por inmigrantes procedentes de las correspondientes metrópolis. Podía darse el caso de núcleos poblacionales de diferente nacionalidad a la del país conquistador pero tales hechos se producían al margen de la voluntad de las testas coronadas. El Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por ejemplo, trajo a la porción del norte de América sus famosos peregrinos y en esas lejanas tierras se asentaron ciudadanos británicos; iguales en zonas del Caribe que hoy hablan la lengua de William Shakespeare.

Otro tanto hicieron en las cuatro esquinas del planeta las grandes naciones coloniales a partir del siglo XV, ya fueran el Reino de los Países Bajos —incorrectamente conocido como Holanda— o Alemania en el siglo XIX.

España no fue la excepción… salvo en un momento de su historia. Y el hecho sucedió precisamente en la tierra que Colón describió como “…la más fermosa que ojos humanos hayan visto…”


En la porción centro meridional de Cuba se encuentra ubicada la actual provincia de Cienfuegos cuya capital – de igual nombre – da al Mar Caribe y posee una hermosa bahía de bolsa de 88 km2 de superficie, descubierta precisamente por el Gran Almirante en l494.

Pues bien, durante mucho tiempo todo el comercio de la rica comarca se desarrolló por allí; ganado, café, azúcar , tabaco…sin faltar la extendida práctica del contrabando y el secuestro de los vecinos más ricos de la zona para exigir fuertes rescates, motivaron el interés de la Corona española por aquel lejano paraje del gran Imperio. Entre 1733 y 1745 fue construida a la entrada de la majestuosa bahía, el Castillo de Nuestra Señora de los Angeles de Jagua y allí quedó permanente una guarnición hispana. Todavía en esa época no existía la ciudad. Y aún tardaría décadas en aparecer… hasta que…

En 1817 ya no era suficiente la presencia de soldados en una zona económicamente tan importante y que, contradictoriamente, recaudaba poco para las arcas reales. Se imponía la necesidad de fundar una nueva ciudad en la “siempre fiel Isla de Cuba”; más aún, era preciso detener el incremento de la población negra y el recuerdo de la cercana Haití, con su levantamiento de esclavos, urgía el fomento de la población blanca.

Es aquí donde entra en escena un francés llamado Luis de Clouet y Piettre, hijo de inmigrantes franceses de Burdeos, nacido en Nueva Orleans, Louisiana, y que por esa época es coronel de los reales ejércitos hispanos.

Este hombre, vehemente y apasionado, logra entusiasmar en Burdeos a sencillos franceses que desean probar suerte al otro lado del Atlántico y el punto seleccionado es la tierra que rodea a la bahía de Jagua.

En la primavera de 1819 desembarcan pacíficamente sastres, carpinteros, panaderos, herreros… todos ellos, con el acento típico de Francia. Para el 22 de abril de aquel año queda fundada oficialmente la colonia de Fernandina de Jagua, en la margen oriental de la bahía, a unos 7 km aproximadamente de su entrada y, por supuesto, con el beneplácito de las autoridades españolas.

Finalmente la amenaza de una supremacía negra en Cuba, le había abierto el camino a aquellos franceses para asentarse en un territorio español del Caribe e introducir su propia lengua y costumbres. Pero… ¡ojo! …la Corona no iba a permitir que en la geografía de su vasto Imperio surgiera una ciudad con nombre francés y en 1830 se decidió el definitivo. Desde ese año, y en honor del entonces Gobernador General de Cuba, don José Cienfuegos, la hermosa ciudad tuvo su denominación definitiva. Que no borra de su historia, sin embargo, el hecho de que la Perla del Sur – como denominan a Cienfuegos popularmente – nació francesa por decisión de España.

Datos de interés sobre la provincia de Cienfuegos

Con 4 177 km2 de superficie, abarca el 3,77% de l área total de Cuba

– Población total: se acerca a los 400,000 habitantes

– Población de la ciudad: más de 131,000 habitantes

– Densidad poblacional: casi 90 habitantes por km2

– Por el escenario del teatro Terry han desfilado figuras del arte mundial como Enrico Caruso, Sara Bernahrt y Anna Pavlova.

– La ciudad posee monumentos nacionales como los cementerios de Reina y Tomás Acea

– En el Palacio del Valle se armonizan los estilos mudéjar, bizantino, veneciano, gótico y barroco.

– En la Catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción resultan notables sus doce vitrales alegóricos a los doce Apóstoles, importados desde Francia.

– El Paseo del Prado es el más largo de Cuba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina, Cuba, Cultura, Europa, Francia, Opinión, Sociedad, Unión Europea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s