Las sospechosas ‘amas de casa’ de la Lista Falciani.

Poco a poco los detalles de la Lista Falciani van saliendo a la luz y se van descubriendo hechos que se desconocían hasta ahora. Después de conocer los nombres de algunos famosos, como Emilio Botín, Elle MacPherson o el rey Mohamed VI de Marruecos que tenían grandes cantidades de dinero en la filial suiza de HSBC como una forma de evadir impuestos en sus países, ahora se ha revelado el misterio de las amas de casa del mayor escándalo financiero de los últimos años. Ese en el que entre los años 2006 y 2007 hizo que en las cuentas del banco hubiese 78.000 millones de euros.

Y es que resulta como poco sorprendente que la denominación ‘ama de casa’ sea una de las ocupaciones más repetidas en la lista que Hervé Falciani desveló a las autoridades de varios países en el 2007 mediante correo electrónico. El informático denunciaba el fraude cometido por más de 100.000 clientes. Se trata de una profesión humilde que suele estar alejada de grandes fortunas, por eso choca tanto que aparezca por delante de médicos o abogados, empleos mucho mejor remunerados.

La explicación a este laberinto es sencilla. Detrás de esa denominación se esconden las mujeres de grandes empresarios, arquitectos o incluso princesas como Lolowah al-Faisal Al Saud, sobrina del actual rey Salman de Arabia Saudí. Poniéndolas como beneficiarias, estas importantes personalidades desviaban la atención sobre sus figuras y así podían pasar más desapercibidos.

Pero también se ha descubierto que bajo el ‘amas de casa’ se esconden criminales condenados por la justicia y traficantes de armas. Como se puede apreciar, era la excusa perfecta para borrar de un plumazo el rastro y muestra las triquiñuelas a las que HSBC se prestaba con sus clientes.

Como ejemplo perfecto, el contado por ICIJ (International Consortium of Investigative Journalists) que junto al periódico francés Le Monde están coordinando la investigación. Es el caso de Hanne Tox, una mujer danesa de 57 años que en las fichas del banco aparece como ‘ama de casa’.

Esta señora voló a Ginebra porque tenía un problema y era que vivía en Dinamarca, un país que prohíbe expresamente tener una cuenta no declarada en el extranjero, por lo que el HSBC le ofreció opciones como crear una compañía off-shore.

Meses más tarde Tox volvió a visitar el banco, pasó la noche en uno de los hoteles más lujosos de Zurich y al día siguiente retiró unos 13.500 euros en efectivo antes de coger un avión para volver a casa. Una vida de lujo que parece muy alejada de los estándares normales de las amas de casa. Aún faltan capítulos por escribir de la Lista Falciani.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina, Bélgica, Cuba, Cultura, Economía, EEUU, Europa, Francia, Opinión, Política, Sociedad, Subversión, Unión Europea y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s