Algunos apuntes necesarios para comprender cómo se lleva a cabo hoy las conversaciones Cuba-EEUU.

Estimados Lectores, estaba buscando en Internet información sobre lo que fueron las primeras conversaciones bilaterales. Gran sorpresa me llevé cuando esencialmente no cambian nada, solamente que aumentarán el número de visados, que no se harán cambios en cuanto a los pies secos-pies mojados.

Espero les resulte interesante.

La Habanera

El subsecretario asistente del Buró de los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, reiteró que Estados Unidos mantiene la Ley de Ajuste Cubano y la política conocida como pies secos-pies mojados, que estimula la migración ilegal, como fue señalado a su vez por Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el intercambio se evaluaron las relaciones migratorias, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes, entre ellos la emisión de no menos de 20 000 visas para emigrantes y para las visitas temporales de cubanos a Estados Unidos, sobre las que dijo había aumentado su número.

La delegación cubana expresó su satisfacción por la reciente realización de un encuentro técnico entre el Servicio de Guardacostas norteamericano y las Tropas Guardafronteras de Cuba en el que intercambiaron sobre medidas que contribuirán a una implementación más eficaz de los Acuerdos migratorios y de los Procedimientos de Búsqueda y Salvamento adoptados por ambos países.

Cuba reiteró «su preocupación» por la vigencia de la política de pies secos-pies mojados y de la Ley de Ajuste Cubano que «además de atentar contra la letra y espíritu de los Acuerdos Migratorios, continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior».

La representante cubana ratificó además la profunda preocupación de su país por la situación que enfrenta la Sección de Intereses Cuba en Washington y en particular su oficina consular, porque medidas del bloqueo aplicadas desde hace casi un año les ha cerrado los servicios bancarios, lo que provoca, dijo en la comunicación a la prensa, «graves afectaciones a los servicios que debe prestar a los cubanos residentes en Estados Unidos y a los ciudadanos norteamericanos interesados en visitar Cuba».

No están siendo devueltos todos los inmigrantes ilegales interceptados en alta mar, lo que es contrario a lo acordado y también rechazó la política que alienta que profesionales y técnicos en terceros países emigren a Estados Unidos, lo que calificó de práctica censurable de robo de cerebros.

El subsecretario asistente del Buro para asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, quien presidió la delegación de su país a la ronda de conversaciones migratorias con Cuba, reconoció que EE.UU. no pretende derogar la Ley de Ajuste cubano, principal obstáculo a un flujo migratorio ordenado.

Pese a considerar que los debates en estas conversaciones migratorias reflejan el compromiso de ambos países en lograr migraciones legales y ordenadas y seguras, el jefe de la delegación estadounidense admitió que en la segunda parte de diciembre se registró un aumento de la migración ilegal. Ello concuerda con el planteamiento de Cuba de que la Ley de ajuste cubano estimula tal práctica.

«Le hemos comunicado al Gobierno cubano que el Gobierno de Estados Unidos está totalmente comprometido a mantener la Ley de ajuste cubano y la política de pies secos pies mojados», declaró tajantemente Alex Lee, quien añadió que dicha Ley «sigue guiando la política migratoria de los Estados Unidos hacia Cuba».

Sin ocultar las intenciones esenciales de su Gobierno, el funcionario vinculó tales pasos al propósito de cambiar el ordenamiento sociopolítico decidido por los cubanos, en tanto señaló que ello «es congruente con nuestros intereses (los de Washington) en promover mayores libertades y un mayor respeto de los derechos humanos en Cuba».

Los Acuerdos Migratorios fueron adoptados el 9 de septiembre de 1994 y el 2 de mayo de 1995, y la de hoy ha sido la octava ronda de evaluación de sus cumplimientos realizadas durante el Gobierno de Barack Obama, cuando en 2009 se reanudaron tras la interrupción de esos diálogos en 2004, mientras George W. Bush, hijo, ocupaba la Casa Blanca.

En 2011, nuevamente fueron interrumpidas estas rondas de conversaciones por decisión de la administración estadounidense, y tras 30 meses, en julio de 2013 volvieron a reanudarse. Habitualmente se realizan dos veces al año y en esta ocasión están encabezadas las delegaciones a un alto nivel del Minrex y del Departamento de Estado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina, Bélgica, Cuba, Economía, EEUU, Europa, Francia, Opinión, Política, Salud, Sociedad, Solidaridad, Subversión, Unión Europea y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s