Crean un monitor que registra los signos vitales de las embarazadas y sus bebés al mismo tiempo.

De momento es un prototipo, pero sus características básicas, como la de ser fácilmente transportable y facilitar de forma simultánea datos sobre el bebé y la madre, pueden convertir a este monitor en un utensilio real. Sus creadores son grupo de alumnos de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I), en México, que han desarrollado un prototipo tecnológico portátil, capaz de diagnosticar tanto las condiciones de salud de un bebé en vías de nacimiento, como las de su madre, a través del monitoreo de la actividad eléctrica del corazón de ambos.

Según el tutor del proyecto, el doctor Ramón González Camarera, el equipo, formado por estudiantes de Ingeniería Biomédica, constató que la tecnología portátil, que se coloca en el vientre de la madre (electrocardiograma abdominal), difiere de los electrocardiogramas tradicionales puesto que detecta tanto la actividad eléctrica que emite el corazón de la mujer embarazada como la del bebé en gestación. En otras tecnologías, que suelen tener complicaciones, ambas señales se mezclan, obstaculizando así un diagnóstico certero del estado de la actividad cardiaca de ambas personas.

 

«Las aplicaciones de nuestro sistema portátil permiten una interpretación muy precisa que separa dos componentes: el diagnóstico y seguimiento materno por un lado, y el fetal por el otro», asegura González Camarera. Para este investigador hay «ciertas morfologías, es decir, formas de funcionamiento del sistema cardiovascular, que sugieren cómo es que evoluciona el corazón tanto de la madre como del bebé en gestación».

 

 

 

El dispositivo móvil se basa principalmente en la detección de arritmias en el corazón del bebé, aunque hay toda una gama de patologías asociadas a las anomalías en el ritmo cardiaco. Sin embargo, González Camarena aclara a AlphaGalileo.es que aún es necesario que el prototipo sea sometido a diversas pruebas biológicas y de seguridad.

 

El prototipo es el resultado del trabajo en equipo de los alumnos Dara Nimsi, Chávez, Diana Selene Navarro, Tania Guevara Pintado, Laura Anayeli Pérez, Orlando Martín Luna, Ricardo Abel Dávalos, Ángel Damián Gaytán y Enrique Gerardo Zubirán, estudiantes de Ingeniería Biomédica quienes se unieron para trabajar en una convocatoria de la firma Texas Instruments, una empresa electrónica estadounidense que en búsqueda de aplicaciones para sus circuitos lanzó un concurso universitario a nivel internacional, en el que los alumnos de la UAM-I se situaron entre los primeros lugares.

 

Por el momento el prototipo tiene que pasar por varias pruebas de seguridad. Sin embargo no se descarta su utilización para validaciones médicas al corto plazo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina, Bélgica, Ciencia, Cuba, Economía, EEUU, Europa, Francia, Opinión, Salud, Sociedad, Unión Europea y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s