La II Cumbre de la CELAC y la adicción al fracaso de la CIA.

Por Alipio G. Sollet

Son adictos al fracaso. Pareciera como si la Central Intelligence Agency (CIA) de Estados Unidos, creyera al pie de la letra la frase que acreditan a Winston Churchill que reza: “el éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”. Sólo así podríamos entender lo que nos adelanta el periodista Jean Guy-Allard, de que en ocasión de la celebración en Cuba de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), esa agencia de espionaje y subversión estadounidense organiza para el 25 de enero, nada menos que en el edificio Rafael Díaz-Balart de la Florida International University, un remake del tipo de show propagandístico que puso en escena hace ya más de 50 años; pero esta vez con un elenco de artistas de poca monta. Sinceramente, esa falta de innovación de la CIA, parte el alma.

Congreso por la libertad de la cultura clc_cia

Los Congresos por la Libertad de la Cultura fueron fundados por la CIA en 1950 y financiados y dirigidos hasta 1967

Según cuentan, la Agencia ha decidido contratar para el reparto de esta apresurada puesta en escena a algunos de sus conocidos y desprestigiados asalariados, como los terroristas Carlos Alberto Montaner y Orlando Gutiérrez Boronat, o Mari Paz Martínez Nieto; al tiempo que ha decidido poner a ejecutar roles principales en el espectáculo a dobles y figurines de segunda y tercera categoría. A nadie se le escapa que con ese elenco el fracaso está asegurado; algo en lo que concuerdo con el colega Jean Guy-Allard.

Sin embargo, debo decir que discrepo con el periodista –o con los que escogieron el título para su artículo—, porque… cataloga a esta farsa de Miami como “cumbre paralela”, aún cuando la ponga entre comillas. Basta leerse las bases de este despropósito que sus organizadores dicen llamado a “retar moralmente a la CELAC”, para darse cuenta del desvarío que representa y de que es más circo que “cumbre”.

Para que se tenga una idea de la poca importancia y de la escasa trascendencia que ha tenido hasta hoy esta pantomima –incluso en el propio Miami—, baste decir que ni siquiera el Nuevo Herald ni Radio Martí le han dado mayor cobertura a la misma. El pasado sábado 18 de enero, tan sólo a una semana de la fecha del show, el Nuevo Herald, publicaba en la Agenda Cultural de su Sección Artes y Letras, una escueta y casi clandestina nota, perdida entre los eventos culturales de la semana, y en el acápite de Conferencias que decía: Florida International University (FIU). Foro de Promoción Democrática Continental: Por el rescate de los principios de la libertad y la democracia continental. Sábado 25, de 8:30 a.m. a 5 p.m., en la Facultad de Leyes (Edif. Rafael Díaz-Balart; Salón 1000, 11200 SW 8 St. Y pare de contar.
Debo decirlo con franqueza. Visto el escaso pelaje y la poca monta de los que pretenden reunirse y discursear en este llamado “Foro cívico-democrático” del 25 de enero –y pese a lo que asegura Jean Guy-Allard en su artículo—, tengo dudas que los llamados pesos pesados de la ultraderecha de Miami como Ileana Ros-Lehtinen y los hermanos Díaz-Balart, se presten a servirle de comparsa, haciendo ellos las veces de dobles y figurantes en ese show. Su presencia en esos roles secundarios sólo estaría motivada por el odio irracional contra todo lo que se relacione con el gobierno cubano o intereses políticos particulares o electorales; pero lo dudo.
Quizás tendría que darles la razón. Muchos pueden pensar que le exijo en extremis a la CIA cuando pretendo que sea creativa sobre Cuba y probablemente tengan razón; después de todo, de comportamientos como los de la Agencia hacia la Isla es que surgieron refranes españoles como ese que reza que “buey viejo no aprende trote nuevo”. Sin embargo, ya hoy es ciencia constituida que “si buscas resultados distintos, no puedes hacer siempre lo mismo”, y lo es también que “la creatividad no consiste sólo en una nueva manera, sino en una nueva visión”. Infelizmente, ni de lo uno ni de lo otro puede presumir la CIA; para lograrlo tendría que reinventarse o dejar para siempre esa adicción crónica al fracaso.

Bukovski 800px-Kahn,_Bukovksy,_and_Bikel

El agente de la CIA Vladimir Bukovski (centro), huesped de la AFL-CIO en una Convención en Los Angeles en 1977, acompañado por George Meany y Theodore Bikel quienes trabajaban para la Agencia.

 

El artículo del colega Jean Guy-Allard pueden leerlo completo en el blog

Contrainjerencia http://www.contrainjerencia.com/?p=81828

 Tomado de Letras Afiladas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina, Cuba, EEUU, Europa, Opinión, Política, Subversión, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s