Conozca el Top Ten de los mejores descubrimientos científicos del año que recién culminó, según la revista Science.

celula_T

Siempre que un año concluye es común que hagamos un balance personal para reencontramos con nuestras frustraciones y éxitos. Al igual que nos ponemos nuestras mejores galas para celebrar los acontecimientos más relevantes de nuestra vida, prestigiosas revistas de todo el mundo aprovechan para anunciar su lista de investigaciones o personalidades que —a su juicio— marcaron un antes y un después en la escena científica global de los últimos 365 días.

Tal es el caso de Science, revista de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) que, como cada año, sorprendió con su Top Ten, o sea, los diez descubrimientos más relevantes de 2013.

La inmunoterapia contra el cáncer se agenció el puesto número uno, pues pese a que su impacto final en la enfermedad aún se desconoce, ya se han reportado algunos resultados alentadores.

El método consiste en utilizar determinados fármacos para estimular las defensas del paciente con cáncer, en lugar de atacarlos directamente con compuestos químicos o radiación. Es decir, que sean las propias T y otras células inmunológicas las que destruyan a las cancerosas.

El segundo escaño lo ocupa… una técnica para modificar genes llamada Crispr. Esta se basa en una proteína llamada Cas9, que las bacterias utilizan para cortar el ADN de los virus que intentan depredarlas.

El corte que la proteína hace es tan preciso como el de un bisturí, aseguran los expertos. Es por ello que investigadores ahora la empuñan como un escalpelo para manipular los genomas de varias células vegetales, animales y humanas, y así continuar avanzando en la comprensión del funcionamiento de los genes y cómo este influiría en la mejora de nuestra salud.

La creación de pequeños organoides humanos en el laboratorio, como hígados, diminutos riñones y cerebros del tamaño de un guisante, fue otra de las investigaciones relevantes de 2013 para Science.

Estos fueron desarrollados a partir de células madre pluripotentes, y su tejido y estructura son sorprendentemente similares al de los humanos. Al parecer, tales órganos humanos miniaturizados podrían probar ser mucho mejores modelos para el análisis de enfermedades que los animales.

Fue en 2013 que también se logró confirmar el origen de los rayos cósmicos, partículas de alta energía provenientes del espacio. Mediante el telescopio espacial Fermi, de la NASA, los científicos han podido vincular los rayos cósmicos con las nubes de escombro dejadas atrás por las supernovas, o sea, las nebulosas que resultan de las explosiones de estrellas.

El quinto lugar en el listado lo mereció un equipo de investigadores que observó cómo los cerebros de los ratones se limpian durante el sueño, pues algunos canales entre neuronas se abren un 60 por ciento más y circula más líquido cefalorraquídeo.

Los resultados indican que el flujo arrastra sustancias relacionadas con la enfermedad de Alzhéimer. Este hallazgo podría ser otra respuesta a la pregunta de por qué dormimos.

En el año que recién cerró sus puertas, la comunidad científica anunció con orgullo la clonación de células madre humanas. Ello fue posible mediante una técnica que incluye sustancias como la cafeína, la cual estabiliza moléculas claves en delicadas células de óvulos humanos.

Según el responsable del estudio, Shoukhrat Mitalipov, de la Universidad de Ciencia y Salud de Oregón, se trata de un avance que podría servir para tratar enfermedades neurológicas, la diabetes o la ceguera.

La posibilidad de construir paneles solares más económicos ganó suficiente atención como para que Science —y otras prestigiosas publicaciones como Nature— la incluyesen en su Top Ten.

En lugar de utilizar silicio, estos se han fabricado con perovskita, un material cinco veces más barato y fácil de utilizar. Si bien aún no es tan rentable como los paneles de silicio, con una eficacia del 20 por ciento, los de perovskita han conseguido hasta ahora una eficiencia del 15 por ciento, que está mejorando rápidamente, precisa la revista.

Como «una nueva ventana abierta al cerebro este año» definió Science una tecnología conocida como Clarity (claridad, en inglés), la cual permite que el tejido cerebral sea «transparente como el cristal».

La innovadora técnica consiste en sustituir los lípidos de las membranas celulares por un gel transparente, que deja visibles las células nerviosas y otras estructuras para que los investigadores puedan trabajar mejor.

La generación de nuevas vacunas gracias a la biología estructural fue reconocida también como uno de los avances en materia científica más importantes de 2013. Gracias al análisis a nivel atómico de la estructura de una proteína del virus, los investigadores pudieron diseñar una vacuna experimental contra el virus respiratorio sincitial.

Es la primera vez que una estructura biológica resultó ser tan poderosa para combatir una enfermedad. Ahora se espera que el mismo enfoque se utilice contra la hepatitis C, el dengue, el virus del Nilo occidental, e incluso el sida, entre otras enfermedades víricas.

Asimismo, es de destacar en 2013 el estudio de los trillones de células bacterianas que habitan en nuestro cuerpo y que, como destaca Science, «no son solo pasajeras», sino que influyen en la respuesta corporal al entorno, a las enfermedades y a los tratamientos médicos.

Para comprobar esta teoría los investigadores analizaron casos de gemelos en Malawi, en los que uno de los dos desarrollaba un trastorno de desnutrición y el otro no. Las conclusiones del estudio sugirieron que esto se debió a la diferencia que existía entre sus floras intestinales. La medicina personalizada necesitará tomar en cuenta a estos inquilinos para lograr mayor efectividad, señaló la publicación.

http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2014-01-16/que-nos-dejo-la-ciencia-en-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bélgica, Ciencia, Cuba, Salud, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s