El rumbo del 2014 (#Cuba)

“El camino que hemos escogido no estará libre de obstáculos y riesgos, pero el éxito dependerá de la inteligencia, paciencia y sobre todo la firmeza con que actuemos”, decía Raúl en la última sesión anual del parlamento. Con esas palabras, en su estilo directo y sencillo, el presidente marcaba la pauta de lo que vendrá en este 2014, un año en el que se seguirá sintiendo la presión de factores externos, como la crisis mundial y el maldito bloqueo, que limitan el ingreso de divisas, verdadero oxígeno de la economía nacional.

2014cuba

Ya en el año anterior hubo una contracción de los ingresos por exportaciones, tanto de servicios como de mercancías, cuyos precios disminuyeron, a la vez que se encarecían los productos de importación, en especial de los alimentos.

También hubo un inesperado patinazo en el turismo internacional y no se logró el esperado crecimiento en algunas producciones nacionales que sustituyen costosas importaciones.

Para este año nuevo…los escollos externos seguirán inamovibles, porque la crisis internacional no da señales de aflojar, y mucho menos la hostilidad de Washington hacia nuestro país, dos factores a los que se sumarán los problemas estructurales que aún arrastramos, y que complicarán el crecimiento de la economía, que está planificado para un magro 2,2 por ciento, una cifra que no satisface a nadie pero que fue proyectada con realismo.

“Este indicador, que no nos satisface en lo absoluto, es fruto de un profundo y objetivo análisis de nuestras actuales posibilidades y exigirá de todos los actores en el escenario económico potenciar las enormes reservas de eficiencia existentes y una mayor racionalidad y organización para alcanzar resultados superiores”, explicaba Raúl en ese sentido.

Pero aunque el horizonte esconde aires de tormenta, el panorama no es del todo desalentador, porque también vienen en camino medidas que nos ayudarán a seguir adelante y que de seguro influirán en un crecimiento mayor del planificado.

En primer lugar, y un asunto de suma importancia para la economía nacional, será la inauguración, a fines de este mes, en el puerto de Mariel, de la etapa inicial de lo que será la primera Zona Especial de Desarrollo, un enclave muy atractivo para el empresariado extranjero y donde ya se habla del interés del consorcio chino Geely por ensamblar automóviles, por solo citar un caso.

En noviembre último, la directora general de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, confirmó a Cubahora que habían recibido solicitudes de empresas de Brasil, China, Rusia, Vietnam, Japón, Alemania y México que desean tener presencia en Mariel.

Esa es una muy buena noticia que se complementa con el hecho de que este año, presumiblemente en el primer semestre, debe quedar aprobada la nueva Ley de Inversión, que actualizará las normativas para la entrada del necesario capital extranjero.

Un tema de alta trascendencia social es la unificación monetaria en marcha, que continuará en los 12 meses que hay por delante aunque ahora continúa la preparación de condiciones para aplicarla, un proceso necesario e inevitable que llegará primero a las empresas y más tarde a todos.

En ese sentido, el país vive un período de preparación de condiciones, que incluye la conformación del marco jurídico, las modificaciones de los registros contables y de las normas de contabilidad, así como la capacitación de los funcionarios involucrados.

En general debe proseguir el saneamiento del entorno de trabajo de la empresa estatal, que está llamada a ser el pilar de la economía cubana y que se beneficiará más con un conjunto de medidas que flexibiliza el objeto social y le ofrece mayor autonomía a las entidades, lo que favorece una mejor explotación de las capacidades productivas y el acceso al mercado luego de cumplir con el encargo estatal.

El sector no estatal, los llamados cuentapropistas, que suman casi medio millón, no parece tener mayores posibilidades de crecimiento, habida cuenta la limitada capacidad financiera de un mercado que de manera general depende de los salarios.

Sobre este último asunto, los tan llevados y traídos salarios, los aumentos que pudieran haber serán sectoriales, es decir, no habrá una Reforma General de Salarios, como años antes, sino que la riqueza generada por cada sector de la economía, sobre todo en los reglones exportables, comenzará a redistribuirse también entre quienes la producen, lo que favorecerá la productividad.

Como se ve, el camino que tenemos por delante este año será también cuesta arriba, pero todo está previsto en nuestra brújula económica que tiene puesto el rumbo en el 2014.

[Fuente: Cuba Ahora]

Tomado de la Santa Mambisa

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bélgica, Cuba, Economía, EEUU, Europa, Opinión, Política, Sociedad, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s