La mafia miamense contra la corriente (#Cuba #Miami #EEUU)

joel garcia

Joel García

8595-fotografia-gPor estos días los legisladores anticubanos vinculados a la mafia miamense andan escandalizados, nada menos que porque a uno de ellos, nombrado Joel García, se le ocurrió decir que iba a proponer se importara desde Cuba el medicamento Heberprot-P, de probada eficacia en el tratamiento del llamado “pie diabético”, a tal punto que evita amputaciones de los miembros inferiores a las personas con este padecimiento y que hasta ahora son casi inevitables.

Dicho legislador argumenta su petición en que el medicamento puede impedir las amputaciones anualmente a unos 70 000 ciudadanos de ese país, y en que es solo la Isla quien lo produce, y aduce, además, que durante el mandato del presidente George W. Bush la posibilidad de esta práctica comercial fue aprobada, por lo cual no es nada nuevo que él lo proponga.

Según las estadísticas, una de cada diez personas de Miami padecen de diabetes de diferentes tipo, por lo cual la necesidad del Heberprot-P se justifica con creces…algo que el delirio de persecución enfermiza de la Ross Letinhen, los Díaz-Balart y comparsa, lejos de entender, lo que los hace es rechazar el producto, sin importarle privar a sus conciudadanos de los beneficios que puede proporcionarles.

Tampoco para dichos legisladores debe haber sido muy grato lo que acaba de revelar el tabloide estadounidense National Esquirer acerca de que el contrarrevolucionario de origen cubano Herminio Díaz, mercenario de los que invadió Cuba por Playa Girón en 1961, fue el autor del disparo que en 1963 costó la vida al presidente John Kennedy, en la ciudad de Dallas, estado de Texas.

Este personaje, que fuera muerto durante una de las incursiones terroristas contra la Isla, tenía en su haber más de 20 asesinatos, y perteneció al personal de la CIA y se desenvolvía estrechamente vinculado a las organizaciones contrarrevolucionarias de Miami y al crimen organizado, por lo que actuaba con el consentimiento de la elite que ejerce el poder real en ese país.

No hay que olvidar que a la conspiración ultraderechista que asesinó a Kennedy siempre se trató de vincular al Gobierno cubano, según se ha conocido, por la desclasificación de documentos de la época por parte de las autoridades norteñas.

Otro asunto que mantiene preocupada y ocupada a la ultraderecha cubanoamericana son los resultados de los primeros meses de la puesta en vigor de las modificaciones a la Ley de Emigración, vigente desde el 14 de enero del 2013, que en esencia eliminó el permiso de salida y la carta de invitación como trámites obligatorios para salir del país, además de disponer otras facilidades.

Según informó la Dirección de Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior, hasta el 23 octubre las salidas al exterior se incrementaron en un 35 % en relación con la misma etapa del 2012, representada dicha cifra por unas 226 877 personas de todas las edades.

De esta cifra, el 27,4 viajó a los Estados Unidos, el 13 a México, el 9,3 a España y el resto a otros países, y ya para la mencionada fecha había regresado el 58 % de los que viajaron, y el 14 no llevaba más de un mes fuera.

El “disgusto” de la mafia y sus sostenedores radica precisamente en que la Ley migratoria contempló en sus modificaciones la extensión a 24 meses la permanencia en el exterior de los ciudadanos que viajan, por lo cual conservan todos sus derechos en Cuba durante ese tiempo, y este lapso les permite también al año obtener la residencia en Estados Unidos, y disfrutar de los beneficios que les concede a los de la Isla la Ley de Ajuste Cubano, por lo que se benefician doblemente.

Defensores a ultranza de la política de “pies secos, pies mojados”, que promueve las salidas ilegales de la nación caribeña, sin importarles los cientos o miles de víctimas que dicha práctica ha ocasionado, y solo con el propósito de distorsionar la realidad de la Revolución, presentando una imagen de persecución política y desesperación que obliga a lanzarse a cruzar el Estrecho de la Florida con medios inseguros y rudimentarios de transportación, ahora los mafiosos de la contrarrevolución miamense quieren modificar la Ley.

Su cavernícola pensamiento ha llegado a la idea antidemocrática y perniciosa de concebir una enmienda a dicha Ley que prohíba a los ciudadanos cubanos que ingresen a los Estados Unidos regresar a Cuba durante una “buena” cantidad de años.

Empeñados en nadar contra la corriente de la historia, su odio visceral y “productivo”, porque gracias a él hacen carrera política y penetran en el mundo de los negocios, no les permite admitir que estos tiempos son otros, que los cubanos que emigran ni fueron batistianos ni son perseguidos políticos, que su objetivo es puramente económico y que la inmensa mayoría deja aquí sus familiares, cuyos vínculos no quieren romper y sí contribuir a mejorar su calidad de vida, mediante la ayuda monetaria y de útiles materiales de todo tipo.

Eso, si no les pasa como a unos 3 300 que emigraron, y por diversas razones y desde diversas partes están solicitando regresar nuevamente a Cuba para reinstalarse en el territorio nacional.

La historia no se detiene, es inexorable e indetenible, y los que no se percatan de ello son aplastados en su rueda.

http://www.adelante.cu/index.php/opinion/3-opinion/5527-la-mafia-miamense-contra-la-corriente.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Cuba, EEUU, Opinión, Política, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s